domingo, 27 de septiembre de 2009

You're tearing me apart...


N me llama por la tarde, me dice que tiene ganas de verme...
N llega en un momento perfecto...
La melancolía empezaba a apoderarse de mi, y no me lo quiero permitir...
Le digo que venga a mi casa.
Cuando llega estoy tumbada en el sofá leyendo.
Me abraza y me besa.
Se tumba en el sofá conmigo.
Es justo lo que necesitaba después de la melancolía de estos últimos días.
N juega con mi pelo mientras hablamos, N sabe que me pasa algo, pero no pregunta, no pide explicaciones, por eso me alegro de que este aquí.
N sigue teniendo la sonrisa más perfecta del mundo...
Me reconforta saber que esta ahí, a mi lado...
Sus manos empiezan a recorrer mi cuerpo...
Le dejo hacer, no quiero acostumbrarme a él, pero hoy le dejo hacer...
N consigue lo que quiere.
Y yo consigo olvidarme de todo por un rato.
Le pido que se quede a dormir conmigo, le pido que me abrace...
Me rodea con sus brazos y me besa dulcemente en el cuello.
Le oigo respirar, sé que todavía no duerme...
Cierro los ojos y quiero dormir, dormir, dormir...

17 comentarios:

espirituzen dijo...

Esos ratos son geniales. Todo está claro. Hay confianza y no hay motivos para que exista el rencor. Me hubiera encantado tener una tarde así este domingo tan horrible. Un abrazo!!!

Nikita dijo...

Niña que envidia me das, a mi esta tarde también me hubiese ido genial
Que me den besos dulces y de todas clases, abrazos...
No le des vueltas, disfruta de estos momentos.
Muaaaa

damisela... dijo...

dormir en brazos distintos a los que sueñas no es sencillo... pero tal como tu dices, en ocasiones puedes "olvidarte" por unas horas.

quizá no sea malo dar una oportunidad a quien puede abrazarte...

besazos guapa.

La niña mala dijo...

Un buen amigo viene bien siempre, que no?
Besazo guapísima

Nekki, escritora dijo...

Bueno, creo que es un excelente panorama... que te consientan...

Saludos!

Cactus dijo...

Mucho dormir, no?
Entiendo que sentir su respiración en tu cuello y su brazo rodeandote es muy placentero, pero hay que levantarse y dejar de dormir, porque si nos acostumbramos luego no sabe igual ese abrazo.

Un besito guapa.

Te susurraré... dijo...

No te pongas melancólica que, por lo visto, N te quita las penas y además te hace feliz, no?

Besos

Belén dijo...

Pues chica... hay veces que los mimos molan un huevo!

Besicos

Manolo Blog dijo...

Mmm... soñar junto al que tienes... y tener a quien sueñas... la combinación perfecta para dormir...

Diario de nuestros pensamientos dijo...

Anda,,,,deja q N te haga olvidar


Besos

acoolgirl dijo...

Creo que, leyendo esto... muchas querríamos tener un N. para esos casos.

Disfrútalo.

Un besoteee

Sphynx Red dijo...

Solía tener un sustituto, pero me daba más penas que otra cosa, aunque incluso esas penas me venían bien para no pensar en el original, que volvió, pero siendo otro.

Ya no tengo ni recuerdos de uno ni apetencia del otro, pero no queda nadie más que yo. Y ahora mismo no me basto.

Nanny Ogg dijo...

Qué bueno es poder olvidarlo todo en unos brazos, qué triste necesitar tanto olvidarlo todo...

Besos

OTRA OPORTUNIDAD dijo...

Guapa, el tiempo me ha hecho descubrir que los hombres con la sonrisa perfecta, son los "más peligrosos".
Crece la atracción y el retroceder el imposible.

Petite dijo...

Yo también quiero unos brazos que me hagan olvidarme de todo, pero que luego se pueda retroceder sin necesidad de que duela en exceso.


Me gustaría estar en tu lugar.
Un beso.
Petite.C

LOLITA LOP dijo...

Los N, Ñ O,P oQ siempre son bienvenidos ... que bonita la escena del sofá :)

simplemente yo dijo...

Me alegro que N te ayudara con esa melancolia.. Ya veras como poco a poco, ya puedes tú solita con ella, pero aún así, sigue disfruntado de N y de todo lo que la vida te dé. Besos