miércoles, 14 de septiembre de 2011

September II


Septiembre me despide de J, 
pero me vuelve a llenar 
de mucho trabajo, a mi pesar...

Y cierra puertas ya a un pasado
que muy pasado esta,
se acabaron los mensajes, 
se acabaron las tonterías...
Nuevas energías y
nuevas aventuras...

Cuando desprendes esa energía se nota,
lo noto yo y lo notan los demás...
Saliendo de trabajar me fui al supermercado,
no tenía nada en la nevera...
Estaba toda concentrada en ver que yogures
me compraba, cuando noto que tengo a alguien 
a mi lado.
A esas horas el super esta llenísimo,
me giré para ver a quien tenía a mi lado 
y cuando me lo miré bien pensé 
en que era una afortunada, esta en el sitio adecuado 
a la hora adecuada...
Él me sonrío y le devuelvo la sonrisa
mientras meto unos yogures cualquiera 
en mi cesta...
Me doy la vuelta y sigo por el pasillo,
entre yogures, quesos y zumos de fruta...
Pienso en que tío más guapo,
y trato de volver a mi "lista mental" de la compra.

Al rato volvemos a encontrarnos en la 
sección de las verduras,
muy peliculero,pero así fue...

Nos miramos y ya nos reímos,
me pregunta si voy mucho al super,
yo le miro y le digo:
¿realmente quieres preguntarme si vengo mucho?

Me encanta porque ha vuelto a salir la descarada
que llevo dentro...
Se ríe y me dice que no,
que en realidad lo que le gustaría es follarme 
en cualquiera de los pasillos del supermercado.

Pero claro esta que a mi el sexo en público
como que no me va, 
y el lugar esta hasta los topes.

Dejo la cesta con los yogures,
la leche y la lechuga en el suelo
y le digo:
¿En tu casa o en la mía?

El tipo deja su cesta cerca de la mía 
y me coge de la mano
llevándome hacia la salida...

Cuando salimos se para
me coge la cara con las dos manos 
y me da un beso de esos de infarto.

Caminamos unos minutos y llegamos a su casa,
que esta bastante cerca de la mía...
La escena es de lo más típica,
en el ascensor me apoya contra la pared,
mientras me besa y me mete mano...
Abre la puerta de su casa 
y entramos tirando todo por el suelo...
Cuando ya me ha desnudado me lleva 
a la habitación y me echa sobre la cama...
Él esta de pie, quitándose la camisa.
Le observo, es guapo, alto, 
con un cuerpo fibroso, moreno,
con ojos azules,
guapo a rabiar...

Echamos un polvo espectacular...
Me quedo rendida en el cama,
me gustaría no pensar en nada,
y quedarme allí toda la noche
echando polvos con el guapísimo 
desconocido,
pero me levanto de la cama,
y busco por el suelo mi ropa.

Me dice que me puedo quedar.
Me ofrece una copa de vino,
la cual le acepto.
Pero me visto.
Descorcha una botella que nos bebemos 
sentados en el sofá...

Hablamos de cosas sin importancia,
de esas cosas con las que hablas con alguien 
a quien no conoces,
pero por lo menos el tío tiene conversación...

Doy un sorbo a mi vaso, lo sujeto con la mano.
Él coge el vaso, lo deja sobre la mesa,
se acerca y vuelve a besarme.

Le digo que me voy a ir a casa,
voy al baño y me miro en el espejo.
Me sonrío a mi misma,
Me recojo el pelo y salgo del baño.

Recojo mi bolso del suelo
y le digo que me voy.
Él se levanta, escribe algo en un papel
y me lo da, yo lo meto en el bolso sin mirarlo.

Vuelvo a besarle
y salgo por la puerta.

Caminé hacia mi casa sonriendo.
Acababa de echar un polvo estupendo
y mi nevera seguirá vacía...
Cuando llegué a casa me di una ducha
y después me acuerdé del papel
que me dio...

Junto a su número ponía:
"Llámame y repetimos"


* Picture by Helmut Newton





6 comentarios:

Story teller dijo...

que gran noche pasaste.

invitada a mi blog.

Nikita dijo...

cabrona!! no lo puedo creer, que grande!!

fabuloso!!!!!!!!!!

tengo que ir mas al super, mantendré los ojos bien abiertos, jajajaja

torrevientos dijo...

Pues ya lo sabes, no tardes mucho en llamarle ;-)

La niña mala dijo...

Eres una Diosaaaaaaa. Me encanta este post!!!

pd: Ahora, lo que me parece increíble es que con lo que cuesta elegir un yogurt lo hubieras dejado en el super tan tranquilamente, ya tenía que estar bueno el tío, ya ;)

Contraindicado dijo...

Voy a hacer la lista de la compra ....ahora vuelvo...besotes!!!

Beau Brummel dijo...

Es lo que tienen las notas: lo mismo sirven para puntuar con números que para recordarlos…

Besos, Lady.